Hacienda analizará a los gigantes

  • DGT lanza plan para controlar a grandes contribuyentes, pero reformas a leyes obstruirían el proceso

En un bosque tupido de grandes árboles, Hacienda pretende verlos e investigarlos uno por uno. Los grandes contribuyentes del fisco estarán más vigilados a partir de marzo.

El inicio de este mes marca el lanzamiento de un plan piloto con el que la Dirección General de Tributación (DGT) busca extremar la fiscalización de ese sector, que no es ajeno al fraude fiscal, según Francisco Villalobos, cabeza de la DGT.

El director afirmó que los frutos esperados del plan son una mayor cantidad de actuaciones de parte de la DGT, más seguidas, y para fiscalizar a más grandes contribuyentes.

Dentro de este concepto, Hacienda coloca a todo sujeto pasivo que tenga un promedio de recaudación tributaria igual o superior a ¢250 millones durante los últimos tres periodos fiscales, y a las empresas cuyos activos totales superen los ¢20.000 millones.

En esa espesura se ubican 497 empresas que significan para Hacienda el 73% del total de la recaudación tributaria, porcentaje que también estará bajo revisión en el plan piloto.

En el 2011, las grandes empresas obligadas a tributar aumentaron en promedio un 8,19% sus declaraciones de impuestos.

Sin embargo, durante el 2010 cerca del 40% de todos esos contribuyentes cancelaron a favor del erario menos de ¢100 millones cada uno, lo cual implica un fuerte golpe para la recaudación fiscal, por el tamaño de las empresas y su implicación en la economía y en la recaudación tributaria.

Análisis es la clave

Al principio, el plan piloto estará en manos de seis funcionarios de Hacienda.

Tres de ellos pertenecen al área de gestión y recaudación, la otra mitad labora para la Dirección de Fiscalización.

Amalia Ramírez, directora de Grandes Contribuyentes Nacionales, reconoció que hasta ahora el control de ese grupo se ha ejercido desde la fiscalización, pues todas las demás áreas están enfocadas al servicio de ese sector.

“El modelo actual se centra en gestionar el registro de contribuyentes, velar por el cumplimiento de sus obligaciones formales y el pago de sus impuestos, así como verificar la veracidad de lo declarado”, explicó.

Ese, dijo, no es el mecanismo idóneo, pues no permite una vigilancia continua del sector y limita las intevenciones de Hacienda que, bajo ese esquema, se le hace imposible visitar durante períodos consecutivos a los grandes contribuyentes.

Por eso, el plan piloto pretende cambiar el modelo de control, pero mantiene la clasificación actual por sectores: industria y agricultura, comercio, servicios financieros, otros servicios y fiscalidad internacional.

La diferencia es que el control ya no lo ejercerán únicamente grupos de auditores de Hacienda, sino que ahora contarán con la colaboración de analistas tributarios.

“Al control que ya existe, que no se va a disminuir, vamos a añadir una función de análisis que nos permitirá generar un control estadístico, económico, financiero y tributario de cada uno de los sectores clasificados”, subrayó Ramírez.

La base del plan piloto es la fuente primaria de información sobre los grandes pagadores de impuestos. La mayoría de los datos de ese grupo están en el Sistema SAP y en el “iBe”, otra base de datos de Hacienda.

El equipo de analistas también podrá echar mano de requerimientos a los sujetos pasivos y a la información que está en manos de terceros. Los pasos a seguir para controlar a los grandes contribuyentes empezarán con un análisis económico de cada grupo clasificado.

En una segunda etapa se contrastará esa información con los datos específicos de cada contribuyente.

Como tercer punto, se realizará un análisis horizontal y vertical de las declaraciones autoliquidativas y de los estados financieros, que se complementará con un estudio del flujo de efectivo del contribuyente y de sus ratios o razones.

Comercio: primero a escrutinio

40 Porcentaje de grandes contribuyentes que pagó menos de ¢100 millones en impuestos en el 2010.

16 Grandes contribuyentes que declararon renta en cero durante los últimos tres periodos.

6 Empleados del Ministerio de Hacienda que se dedicarán a impulsar el plan piloto de análisis .

a funcionaria agregó que el programa empezó su marcha con una valoración profunda del sector comercio, específicamente del subsector minorista.

Los encargados del proyecto intentarán determinar si el crecimiento del 6,4% que presentó el comercio minorista en supermercados, se reflejó en las últimas declaraciones de renta que presentaron esos empresarios.

“Las etapas del modelo de análisis nuevo nos permitirán medir el comportamiento económico y tributario de ese contribuyente”.

“Esperamos que con este conocimiento podamos hacer fiscalizaciones mucho más puntuales que las actuales”, adelantó Amalia Ramírez.

Agregó que ese nuevo estilo y ese cúmulo de información permitirá a su departamento, en un futuro cercano, llamar a cuentas de inmediato a una empresa que presente una declaración de renta en cero, cuando su comportamiento durante el periodo a declarar no corresponda con lo reportado a Hacienda.

Hoy sucede que, a falta de esos datos estadísticos y económicos, y por las limitaciones de personal y recursos que sufre Hacienda, el fisco se entera de una situación similar en un plazo mayor a tres años.

En tiempos de crisis, el Estado está obligado a enfocarse en aquellas grandes empresas que tienen un mal historial de pago.

Más allá de una clasificación

Empero, el director de la DGT considera que es necesario dejar de ver el bosque y concentrarse en los detalles para mejorar la recolección de frutos tributarios en esa inmensa parcela.

Allí, quizás, la DGT detecte lo que anda mal. Durante los últimos tres periodos fiscales, dieciséis grandes contribuyentes presentaron declaraciones de renta en cero.

Villalobos considera el hecho como una alerta de que es urgente implementar mejores controles de inmediato.

“El pago de tributos de uno solo de estos grandes contribuyentes puede ser el equivalente, por ejemplo, a la declaración de todos los médicos de este país”, advirtió el jerarca, al explicar el porqué del nuevo esquema para analizar a los grandes contribuyentes.

No se trata solo de una variación en la definición del concepto de gran contribuyente, aunque el tema también está sobre la mesa.

“Queremos revisar ese concepto, porque fue una idea muy buena hace veinte años, pero ya requiere de una chequeada”, resaltó Villalobos.

Las intenciones iniciales con las nuevas acciones son podar las hojas y cortar las ramas para que entre la luz y alumbre donde los gigantes guardan aquella información de utilidad para el fisco.

“Pretendemos que los grandes sientan que realmente hay un control y que ya no les va a llegar Hacienda cada quince años, sino cada seis meses”, apuntó el director de la DGT.

Piedra que trabaría la podadora

Pero, para que el nuevo modelo de control de los grandes contribuyentes sea exitoso, la DGT reconoce que se requieren una serie de reformas legales que aún no avanzan.

En ese bloque de cambios aún por concretarse, están la reforma integral al Código de Normas y Procedimientos Tributarios, reglas más claras en precios de transferencia, y reformas a la ley del impuesto sobre la renta y a los controles sobre las inversiones de gran tamaño fuera del país.

Villalobos también considera vital que Costa Rica cuente con más convenios de intercambio de información con países que se han detectado como el destino de operaciones fantasmas de algunas empresas y más facilidades para levantar el secreto bancario de los sujetos que generen dudas a la administración tributaria.

El problema radica en que la mayoría de las reformas solicitadas por Hacienda yacen en manos de los diputados, donde pocos temas gozan de su diligencia.

El bosque está bajo exploración, aunque las herramientas todavía no sean las mejores.

Vigilando a Goliat

Hacienda informada: La primera etapa del plan piloto consiste en obtener información sobre las empresas contribuyentes.

Por sectores: El primer sector bajo estudio será el de comerciantes, específicamente los minoristas, uno de los que presentó mayor crecimiento en su actividad durante el 2011.

Personal: En principio, el plan estará a cargo de 6 funcionarios. La intención de Hacienda es crear una dirección específica que aplique los nuevos métodos en el futuro.

Aumento de auditorías: Durante el 2011, la Dirección de Grandes Contribuyentes auditó a 70 grandes contribuyentes, en el 2010 fueron 60. El objetivo del plan es falicitar y elevar las intervenciones fiscalizadoras.

Gerardo Ruiz Ramón

Fuente Ministerio de Hacienda.

Información: Cortesía de la Cámara de Comercio de Costa Rica

http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2012/marzo/11/economia3087860.html

Al inscribirse GRATIS le enviaremos nuestro Reporte

Suscribete GRATIS al boletín de
NEXIA COSTA RICA

TIPOS DE CAMBIO

Martes 22 de abril del 2014

Bienvenido a su sitio de Información del Tipo de Cambio en Costa Rica
Compra= 537.50      Venta=552.53

1 Euro = 1.3809 Dólares

1 Euro = 762.99 Colones


Referencia del Banco Central de Costa Rica

Nuestra Pagina de Facebook

Nuestro Twitter

Visitantes

free counters

Alexa Ranking

Sigue Nuestro Blog de Noticias